Encuentro con dos amigos


Recuerdos
como lluvia,
de una tarde
de verano,
marcan mi reencuentro
con dos amigos:

Atardecer en
un pueblo italiano,
en la provincia
de Toscana
en Popi
enigmático nombre
que nos
persigue
con gran alegría
y nos recuerda
el tiempo que
queríamos tenerlo
todo, conocerlo todo,
incluso lo
insignificante.

Amanecer en Paris,
en un departamento
salido de una novela
de Georges Perec,
troisiéme etage,
a droite.
Casa de la mamá
de Nicolás,
petit prince,
mezcolanza de culturas
evidente
al encontrar
La Jornada
junto al sillón.

Hoy Federico
es papá,
camina a su trabajo
y diseña
arquitecturas virtuales
de ciudades
cyberespaciales.


Nico regresó
a su pequeño
planeta,
donde guarda,
no sin descuido,
a la pequeña rosa,
en su corazón.

Comentarios

Anónimo ha dicho que…
puras referencias locales, y en medio del flashback me pregunto si fuera de esta burbuja alguien entiende esto que escribiste... te mando un abrazo

Entradas populares de este blog

Las tortugas de Ende: Casiopea y La Vieja Morla

Despedida. (Alejandro Aura 1944-2008)

Palabras