Camila

Su nombre me vino como un rayo. Estaba yo manejando rumbo al trabajo, pensando en el posible nombre que podría tener mi hija. Y de repente Camila llegó a mi mente y ahí se quedó. A Maya también le encantó el nombre, así que desde hace algunos meses así la llamamos. Hace unos días me enteré que es un nombre romano, y que su primera aparición escrita está registrada en la Eneida, donde Camila es una amazona. Así que seré el papá de una guerrera, que ya ha tenido sus primeras batallas, ya que el embarazo tuvo sus problemas. El nombre de los hijos es siempre una cuestión complicada y es interesante que a los papás (que ya me cuento entre los de ese bando) se nos meta cada idea acerca de este tema. En nuestro caso, queríamos escoger un nombre que no tuviera una carga familiar. algo para que Camila lo llenará desde cero. Por lo pronto, esa palabra está ya en nuestro vocabulario familiar, y la escuchamos en la boca de nuestros amigos y parientes cercanos, transportando ondas de alegría y felicidad, cuando llega a nuestros oídos.

Comentarios

Entradas populares de este blog

Las tortugas de Ende: Casiopea y La Vieja Morla

Despedida. (Alejandro Aura 1944-2008)

Palabras