Lenine

Teatro de la ciudad. 8:00 PM

Una de las cosas que más disfruto de la Amistad es la posibilidad de compartir las sensaciones que te despierta ese viaje que significa la música. Esas travesías, donde se conocen entonaciones y emociones de diferentes colores, a veces parecen lejanas y exóticas y otras muy cercanas. Escuché a Lenine por primera vez hace bastante tiempo y conservo tres discos que son herencia de Adriana, que ahora goza de la capoeria en Bahia. Recibo el aviso de este maravilloso concierto por la pequeñita que vive y ama en Rio, y asistí al concierto con dos grandes chicas. El teatro nunca me había parecido tan íntimo, los sonidos de los metales combinada con la voz de Lenine me encantaron. Un berimbau zumbaba en mi cabeza y la letra de esta canción me sigue acompañando:

Solidão, o silêncio das estrelas, a ilusão
Eu pensei que tinha o mundo em minhas mãos
Como um deus que amanhece mortal

E assim, repetindo os mesmos erros, dói em mim
Ver que toda essa procura não tem fim
E o que é que eu procurei afinal

Um sinal, uma porta pro infinito irreal
O que não pode ser dito, afinal
Ser um homem em busca de mais

Comentarios

Entradas populares de este blog

Las tortugas de Ende: Casiopea y La Vieja Morla

Despedida. (Alejandro Aura 1944-2008)

Palabras