Glorieta

Cada mañana,
al pasar por la glorieta,
circulo la solitaria
simetría en donde
todo converge:
los pasos y caminos,
el torbellino de inquietudes
y pensamientos que giran
alrededor de la vieja fuente,
que ignora ser eje de simetría.
El ensueño que cobija
este barrio transformado
por la precesión permanente,
pasa siempre por los mismos
lugares y nos regresa siempre
a lo que somos,
impulsado por la lenta
e irresistible inercia
de la ciudad.

Comentarios

New Pop Kitchen Show! ha dicho que…
me fui manejando desde baja hasta una de las glorietas de dr vertiz en la narvarte...
saluditos marco
Marco ha dicho que…
Quizá esa glorieta sea un eje de simetría en tu vida. Gran abrazo Ismene!

Entradas populares de este blog

Las tortugas de Ende: Casiopea y La Vieja Morla

Despedida. (Alejandro Aura 1944-2008)

Palabras