Tristeza . . .

Dialética

É claro que a vida é boa
E a alegria, a única indizível emoção
É claro que te acho linda
Em ti bendigo o amor das coisas simples
É claro que te amo
E tenho tudo para ser feliz
Mas acontece que eu sou triste...

Breve e inmenso este poema de Vinicius. ¿Se puede tener todas las cosas, las simples y las complicadas, el amor, y al mismo tiempo estar triste?
Hoy defiendo mi tristeza, que no es una tristeza seria, más bien es una tristeza juguetona e irreverente. La defiendo porque siempre me dijeron que tenía que sonreirle a todo, que no tenía que llorar porque soy hombre.
Y mi tristeza simpre estuvo ahí, aún más triste, por abandonada e incomprendida.

Hoy en las mañanas me acompaña, sale aún temerosa, recordando el encierro. Juguetea en la cocina, los muebles, los cuadros, por la mecedora, por mis recuerdos y mis sueños.

Y estoy contento porque mi tristeza ahora es feliz . . .


Comentarios

Entradas populares de este blog

Las tortugas de Ende: Casiopea y La Vieja Morla

Despedida. (Alejandro Aura 1944-2008)

Palabras